domingo, 15 de mayo de 2011

Estrategia de observación realizada

Nuestro grupo al elegir como visita la asociación religiosa “Mahikari”, pensó que sería una muy buena idea ya que muchos grupos asiáticos son bastante reservados y la mayoría de veces permanecen sin ser conocidos o estudiados y además, también, porque se rigen por costumbres y creencias bastantes complejas y contrarias a la concepción del mundo que tienen los occidentales. 

Decidimos usar como método de estrategia la “participante” ya que nosotros debíamos vivir, sumergirnos y experimentar las vivencias , sensaciones y emociones que los integrantes de este grupo tenían y sentían al recibir Okiyome y así poder posteriormente dar a conocer nuestro punto de vista sobre esta experiencia y realizar el trabajo . Por otro lado, al llegar al centro Mahikari , decidimos dividirnos de manera en que pudiéramos percibir todo lo que pasaba en ese momento. 

Por ejemplo, Renato se encargo de pedir folletos e información de esta secta en recepción, Cynthia y Tiziana se sacaron los zapatos, los guardaron en los casilleros junto con los de los chicos y empezaron a escuchar la teoría que te brindaba el señor que guiaba a la gente que participaba por primera vez , mientras que André recogía los carnets que debíamos utilizar para poder llevar a cabo esta experiencia. Al acabar nos reunieron a los cuatro, cada uno llenó su ofrenda con la cantidad de dinero que deseaba y subimos al tercer piso donde nos sentaron a todos. Pasaron unos minutos y dos personas se nos acercaron a decirnos si estábamos listos para recibir Okiyome, entonces eligieron a Renato y a Tiziana, quienes caminaron por una alfombra roja y al llegar al final de esta, en una cajita de madera metieron su ofrenda y rezaron. Luego, fueron al fondo del salón y realizaron la actividad en unos cojines amarillos donde durante media hora estuvieron en tres posiciones distintas: primero sentados diez minutos, luego de espalda y finalmente echados con una manta crema encima, mientras que Cynthia y a André tomaban sus lugares delante de nosotros en unas sillas en dos posiciones de manera que pudieran observar lo que estaba ocurriendo en la sala de espera. Al terminar cada guía los hizo arrodillar en el centro del lugar frente a una estatua, rezar, realizar tres venias y decir en voz alta “¡adiós con todos!”. Cuando los cuatro realizamos ese procedimiento, nos juntamos y bajamos a recepción donde tuvimos que dejar los carnets, ponernos los zapatos y recoger nuestros DNI. 

Si nuestro grupo hubiera utilizado la estrategia clásica y solo hubiéramos observado y recopilado información, no hubiéramos podido saber realmente porqué la gente desempeña esta actividad y qué beneficios les aporta a su vida. Por eso y en conclusión, el grupo ha entendido que ser parte de esta asociación significa tener un espacio de tranquilidad y espiritualidad, que a través del rezo puedes sanar lo que a cada uno en su vida le perjudica y tener un aura positiva. También tomamos algunas fotos al exterior para que se pueda observar en qué lugar nos encontrábamos, ya que dentro del recinto no se permitían.

5 comentarios:

  1. OK, gracias por la descripción de cómo se dieron las cosas con los Mahikari... me pregunto si hubo posibilidad de organizar la observación o más bien fueron llevados por lo qie proponían los miemrbos del grupo... de alguna forma todos vieron las cosas desde el mismo ángilo y hubiese sido enriquecedor que alguno o alguna se dedica a ver las cosas desde otra mirada más externa... ¿llegaron a hablar con los encardgados sobre su tarea?

    ResponderEliminar
  2. Lo que puedo decir es que cada persona tiene un proceso particular y tiene sus propias experiencias y sensaciones, les invito a participar y experimentar y les aseguro que la experiencia valdrá la pena, el tiempo y el esfuerzo.

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo, mahikari es una experiencia personal, cada persona tiene su propio nivel de evolución espiritual como no somos ni religión ni secta, ni grupo filosófico estamos abiertos a todas las personas que sientan la necesidad de abrir su espíritu hacia lo positivo. solo la experiencia de recibir la luz divina es como podrá encontrar sus respuestas. los kumites estamos para transmitir la luz mas no para dar el seminario, para ello hay pasos a seguir, pero el primero es recibir varias veces y de forma continua la luz divina o purificación.

    ResponderEliminar
  4. Con todo respeto, si no son secta, ni religión, ni grupo filosófico, entonces como se debería nombrar?

    ResponderEliminar
  5. Con todo respeto, si no son secta, ni religión, ni grupo filosófico, entonces como se debería nombrar?

    ResponderEliminar